Marcelo Salame, presidente Aso. Ecuatoriana de Carbono

Marcelo Salame es el Presidente de la Asociación Ecuatoriana de Carbono. Foto: cortesía

Inicio » Cuidado del ambiente » Marcelo Salame: ‘Ecuador pierde USD 2.000 millones por no participar en el mercado de carbono’

Marcelo Salame: ‘Ecuador pierde USD 2.000 millones por no participar en el mercado de carbono’

Cuéntale a alguien

Redacción Youtopía

El mercado mundial de bonos sostenibles mueve miles de millones de dólares.

La agencia Bloomberg reportó que, en enero, las ventas globales de bonos vinculados a la sostenibilidad alcanzaron la cifra de USD 149,5 mil millones.

Con ese volumen de operaciones, el mes anterior “se convirtió en el enero más activo desde la creación del mercado de bonos verdes en 2007”.

Pese a tener todas las características para participar en ese mercado, Ecuador no ha logrado incursionar en ese mundo financiero.

Para viabilizar la posibilidad de que el país participe en ese negocio verde, en la Asamblea Nacional se analizan reformas encaminadas hacia ese objetivo.

El presidente de la Asociación Carbono Ecuador, Marcelo Salame, conversó con Youtopía y explica por qué es fundamental entrar en el mercado de carbono.

¿Por qué es importante hablar del mercado de carbono, tanto por el ámbito financiero como por su impacto en la sostenibilidad?

El tema del mercado del carbono está desde hace unos 15 años funcionando en el mundo. Desde el ámbito científico, el calentamiento global ha venido a trastocar las actividades humanas, con respecto a la sostenibilidad e incluso a la alimentación. Ya no es un tema de proteger pajaritos, de proteger árboles. Para quienes no estaban alineados con el tema de la sostenibilidad, tienen ahora que darse cuenta que el mundo está yendo hacia un precipicio, por negligencia nuestra. Hablo de los seres humanos, el 1,5 grado de temperatura que estaba programado va a llegar mucho más rápido de lo que nosotros pensábamos.

Ante eso hay que actuar y emprender acciones. Una de ellas tiene que ver con el mercado del carbono, para mitigar la emisión de gases de efecto invernadero.

Las medidas que se deben tomar no son para simplemente proteger el medio ambiente. Las medias que hay que tomar son para poder sobrevivir como especie. Nos tildan muchas veces de exagerados o de alarmistas. E incluso me he topado con personas que aducen que el calentamiento global no tiene nada que ver con los fenómenos climáticos que están sucediendo alrededor del mundo. Entonces, yendo al tema del carbono, y lo que mucha gente pregunta es sobre el mercado voluntario de carbono. Se trata de una parte del mercado financiero que existe en el mundo, que genera cerca de 95 billones de dólares, que se manejan en el mercado voluntario y en el mercado regulado. La diferencia del mercado regulado es que lo manejan los gobiernos y el voluntario, los entes privados.

Las medidas que se deben tomar no son para simplemente proteger el medio ambiente. Las medidas que hay que tomar son para poder sobrevivir como especie”.

Marcelo Salame
¿Cómo se origina el mercado de carbono?

Hay dos lados de la balanza. Por un lado, están los emisores (contaminadores), que pueden ser países, empresas, instituciones. Y por otro, están los mitigadores, quienes van a tratar de contrarrestar esas emisiones con mitigación. La mitigación se puede dar de diversas maneras, no solo con la siembra y protección de bosques, de manglares, de bosques húmedos, de páramos, además de actividades de agricultura sostenible, el uso eficiente de energías renovables.

¿Cómo funciona?

En el centro está el mercado y va de un lado a otro, y lo hace a través de la certificación, que verifica y certifica en qué se está emitiendo CO2. Y al otro lado, el lado mitigador, certifica que la solución que está dando, es decir que el CO2 que dicha actividad está secuestrando, sea la que dice que es. En consecuencia, el mitigador y el emisor se juntan en el centro, cada uno con su certificado, y comienza la negociación de dichos bonos. Así se mueve este mercado que está en la bolsa, así como están el oro, la plata, etc.

¿Cuál es la dinámica del mercado de carbono?

El mercado tiene una dinámica bastante agresiva; hay un déficit por bonos de carbono a todo nivel y no se comercia más, porque no hay más. Ahora, no todos los bonos valen lo mismo, porque no todos los árboles secuestran lo mismo. El secuestro por kilogramo de carbono, por día, varía de acuerdo con el tipo de árbol, pueden ser dos o cinco, o más. Las emisiones que también pueden ser antropogénicas o naturales también vienen con diferentes clasificaciones.

¿Cuánto dinero maneja el mercado mundial del carbono?

Para tener una idea, el biocomercio es un mercado que está valorado en 95 billones de dólares. Es un mercado enorme, en el cual Ecuador no ha podido ingresar por diversos motivos. El mercado voluntario de carbono beneficia absolutamente a todos. En los mercados regulados, los dineros a veces entran al gobierno y lo que les queda a los mitigadores es muy poco. Y ahí hay un problema: cuando los mitigadores no reciben lo que tienen que recibir -es decir, las comunidades, pueblos, empresas, instituciones- como lo hacía Socio Bosque (USD 30 la hectárea), prefieren talar. Y justamente eso es lo que no queremos. Queremos crear este mercado voluntario para fortalecer la recompensa al mitigador y que el mitigador diga: ‘a ver, el mercado voluntario me está pagando al menos 2.000 dólares la hectárea, que es 80 veces más y ahí si me justifica cuidar este bosque’. Ahí si se justifica trabajar en el cuidado de esa tierra, de mantener procesos de agricultura sostenible.

Si el mercado voluntario es donde hay más oportunidades para el Ecuador, como país ¿cuánto estamos dejando de obtener como ingresos?

El Ecuador está dejando de percibir cerca de USD 2.000 millones al año, por no estar en el mercado de carbono. Ahora, este mercado no es una bala de plata o una panacea; es un mercado que hay que desarrollar; obviamente, los clientes existen. Ecuador tiene de los mejores carbonos en cuanto a precio y calidad. Y justamente es por su biodiversidad; por ser megadiverso, al tener grandes sumideros de carbono como los manglares, los páramos, y como todas estas especies que se protegen en estos ecosistemas a través de carbono verde, carbono azul. Justamente dada la protección que damos a las especies, trabajaríamos con bonos premium, porque mientras más se protege más caro es el bono.

Ecuador, al ser uno de los países más megadiversos del mundo, tiene grandes oportunidades para posicionarse en el mercado voluntario de carbono”.

Marcelo Salame
¿Esta cifra de 2.000 millones es posible relacionarla con una extensión en hectáreas de bosque?

Ecuador tiene 12,5 millones de hectáreas de bosques. Esos cálculos no los he hecho yo. Lo han hecho entidades especializadas, como la CAF, el BID, el Banco Mundial. No son cifras antojadizas. Es más, la CAF está creando el banco regional de carbono. Argentina acaba de crear la Bolsa de Carbono y el banco de carbono. Todos los países se están alineando, excepto nosotros. Los bonos deben tener las siguientes cualidades: ser verificables y trazables, y como Presidente de la Asociación Ecuatoriana de Carbono, estoy proponiendo ciertas exigencias para entrar en el mercado de carbono, como es beneficiar a las comunidades.

¿Cómo avanza el tratamiento de estas reformas en la Asamblea Nacional?

Se logró llegar con éxito al segundo debate y tenemos toda la fe que la Asamblea va a darnos el ok para entrar en el mercado, que sea un mercado que verifique, que sea trazable, que sea verdadero, y que sea transparente y honesto. Porque hay mercados que no lo son. Ahora, con el sistema de blockchain es muy difícil hacer eso. Lo que se busca con la ley es que el Ecuador ingrese en el mercado y se pueda beneficiar de estos recursos. No creo que en este momento ningún asambleísta o ningún político se atreva, en la situación en la que estamos, con una navaja en el cuello, salir de esa situación sin considerar otras opciones como estas. En este momento el Ecuador no le puede decir no a absolutamente nada.

¿Esta puede ser una opción para obtener recursos, mediante bonos verdes, en el caso de que se persista en el cierre de operaciones del Bloque 43 en el Yasuní?

Así es. En el caso de no aceptar la moratoria (de no explotar petróleo en el ITT), tenemos otra opción. Forest Trends hizo un estudio en el año 2009, en el que determinó que el Ecuador tiene en el Yasuní un ingreso de un bono (verde), manejado de una manera muy conservadora, de 1.100 millones de dólares al año, de entrada. Estamos hablando que ese bloque cuesta 1.200 millones explotar y estaríamos hablando de un déficit de 100 millones. Estaría casi cubierto, pero eso depende de las decisiones políticas que se tomen. Pero es claro que hay una salida. Somos uno de los países más aptos para estar en un mercado, en el cual ahora no estamos. Eso es impensable. Por eso es importante la aprobación de esta ley, para comenzar a trabajar sobre la base de algo.

Por último, ¿este momento hay empresas ecuatorianas que están comprando bonos de carbono para mitigar sus emisiones de CO2?

Desgraciadamente estas empresas tienen que salir a comprar bonos de carbono a Papúa Nueva Guinea, Costa Rica, Colombia y África. Son grandes empresas que nos les queda otra opción. Me parece criminal que no estemos generando esos recursos y por el contrario, estamos sacando plata del país, teniendo una cantidad de carbono tan grande aquí. Me parece algo halado de los cabellos.

Cuéntale a alguien

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros temas en Youtopia